RECOMENDACIÓN 15: MISA GÓSPEL EN NEW YORK

Esta semana, mi primera “laborable” después de casi un mes de vacas, os voy a dar una recomendación breve, porque el cansancio hace mella y porque ya sabéis eso que dicen: si breve y bueno, dos veces bueno. A lo que iba… Hoy os recomiendo: acudir a una misa góspel en New York. Sí, sí… ya sé que en un viaje a Nueva York hay muchas cosas que ver y hacer (de hecho, ya he hablado de eso en este blog)

Pero sin duda yo os diría que reservaseis un huequito en vuestra agenda (un domingo, claro) para la misa góspel dscn0370, ya que se me antoja algo típico de América y sobre todo de New York. Estas misas góspel en las que se autorizan turistas suelen ser en el barrio de Harlem, así que además tenéis una excusa para disfrutar de esa parte de la ciudad no tan turística…

Lo cierto es que acudir a una misa góspel es un poco bastante caro (os lo digo por experiencia) y es una de las pocas cosas que os recomiendo llevar reservadas desde España (o desde donde vayáis), pero merece la pena. A mí personalmente me pareció muy chulo, porque es como meterse dentro de una película americana.

Todos los asistentes a la misa (negros en su mayoría, o más bien, en su totalidad) se pasan el tiempo cantando “Aleluya, aleluya” gospel2  o similares y gritando “Oh Lord, oh Lord” o similares, mientras aplauden, lloran, se levantan y se sientan sin cesar, etc.

Me gustó especialmente la parte en que de cuando en cuando alguien (sobre todo mujeres) se levantaba y pedía a Dios por su familia o amigos, eso sí, siempre con música. A los turistas nos sentaron todos juntitos en la parte más alta de la (gigante) iglesia gospel en covent church en  harlem, por lo que teníamos una vista privilegiada de la iglesia (muy bonita) y del espectáculo, aunque nos encontrábamos un poco alejados del meollo. Para contrarrestar eso, introducían a un par de feligreses entre los turistas, para que nos explicara in situ cómo cantar, lo que estaba pasando, etc. También dejaban los libros con las canciones y demás por si te querías animar a cantar un poco (siempre hay algún valiente que se atreve). Y por supuesto al final pasaron cestillas para dar la limosnita de rigor…

En definitiva, os puedo decir que es una experiencia muy interesante, y sobre todo, diferente de lo que normalmente hace el turista medio en New York.

¡Hasta la próxima!

PD. Nos vemos la próxima semanita😉

Acerca de AGRO

Me gusta aprender. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que viajando?
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s