RECOMENDACIÓN 17: TORRE DEL DANUBIO EN VIENA

Hoy, como casi cada semana, os voy a dar una nueva recomendación viajera: comer en el restaurante de la Torre del Danubio de Viena . Es la tercera recomendación que os doy acerca de Viena, pero es que es una ciudad fascinante, ¡con infinidad de cosas que ver y hacer!

La Torre del Danubio o Donauturm es una estructura de 252 metros de altura, situada en el Parque del Danubio, desde la que se puede contemplar gran parte de la ciudad de Viena.

Inaugurada en 1964, la torre no es solamente un mirador sino que es también un lugar para relajarse comiendo o tomando algo en el restaurante giratorio , mientras las vistas van cambiando constantemente.

Normalmente no me gusta hacer publicidad gratuita de restaurantes si no me ha encantado la comida. Y la verdad es que la comida del restaurante de la Torre del Danubio no estaba mal, pero, vamos, nada del otro jueves… (Yo es que soy muy exigente con la comida;P)

Pero lo que realmente me fascinó del restaurante de la Torre es que (como os he adelantado) es giratorio, de modo que no sólo ves el paisaje desde 200 metros de altura (el restaurante está en uno de los últimos pisos de la Donauturm), sino que vas viendo los diferentes paisajes que rodean la torre según ésta se va moviendo.

Es una experiencia verdaderamente excepcional. No todos los días puede comer uno a 200 metros de altura mientras va viendo la preciosa ciudad de Viena en todos sus ángulos   Además, el restaurante no es tan caro como podría parecer y como son este tipo de atracciones europeas. Y menos, teniendo en cuenta que las vistas, en este caso, son impagables.

Los que os mareáis con facilidad, no os preocupéis, porque yo debo estar entre las 5 personas mas delicadas del planeta y no me sentí mal, ni náuseas, ni nada por el estilo. La torre gira los suficientemente despacio como para que nadie tenga ganas de vomitar (tratándose además de una restaurante) y que puedas disfrutar de la comida y de los cambios paisajísticos.

Como ya os he dicho, la comida también está bastante rica. El único inconveniente es que la Torre del Danubio está bastante separada del centro de Viena, y para llegar hace falta coger el metro y el bus. Sin embargo, yo creo que la “experiencia giratoria” (por bautizarla de alguna manera) ¡merece la pena! Y los alrededores de la Torre, con su Parque del Danubio Parque Danubio y Torre Danubio, también. Incluso se puede coger un trenecito (de esos que me encantan) y recorrer los jardines del Parque. ¡Un plan de lo más completito!

En fin, que existen pocos planes mejores para un turista en Viena que ir a la hora del atardecer  a este restaurante giratorio y observar desde la lejanía como se enciende la noche de la ciudad de Viena mientras se toma una buena cenita, ¿no creéis?

¡Hasta la próxima!

PD. Nos vemos la semana que viene😉

Acerca de AGRO

Me gusta aprender. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que viajando?
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s