Hotel Liabeny: amabilidad en el centro de Madrid

Hoy, y como siempre, voy a relataros el último viaje que he realizado, que en este caso ha sido un viaje relámpago de sólo un par de días a Madrid para hacer el examen CELI 3 (B2 de italiano) Y no me voy a detener en hablaros de Madrid, porque eso ya lo hice en tres entradas anteriores. Además, como andaba preocupada por el examen, no hicimos nada más (mis padres y yo) que pasear por el centro de Madrid e irnos de compritas.

Pero lo quiero contaros de este viaje es el hotel en el que nos alojamos, el Hotel Liabeny  de 4 estrellas, que me sorprendió muy gratamente y por ello os lo recomiendo. Ahora procedo a explicaros el por qué detenidamente.

Primero, el precio no es “tan elevado”. En realidad, son 143 euros por una noche habitación para tres personas. Que no es una ganga precisamente. Pero la relación calidad-precio, es decir, lo que te ofrecen por lo que pagas, es muy buena. Porque éste es un señor hotel y yo he pagado más de 100 euros una noche (habitación triple) por cada antro…

Y además, el Hotel Liabeny está en pleno centro. Pero en el mismito centro. A un pasito de Sol y de la Gran Vía. En mi caso, era requisito obligado que el hotel estuviese céntrico para madrugar lo menos posible el día del examen (tenía que estar en el Instituto Italiano de Madrid a las 8.30 de la mañana)

Otro plus del Hotel Liabeny es que el personal es amabilísimo y te atienden siempre estupendamente. Y lo que es mejor, sin pedirlo tú, que es lo que distingue los buenos hoteles de los excelentes. Eso de que no tengas ni que pedir ayuda, si no que ellos mismos se ofrezcan a ayudarte o a hacerte la estancia más cómoda. Y eso ocurre en este hotel. Que por hacer, te abren hasta la camita, no te vayas a herniar…Jajajajaja.

Las habitaciones son amplísimas y están perfectamente equipadas (sobre todo el baño, que es lo fundamental) Y son muy silenciosas (eso mi madre lo agradece especialmente) porque pese a estar en pleno centro, como ya dije, no se oye ni el ruido de una mosca.

Lo malo (si es que hay algo malo) de este hotel es el nombre, Liabeny, que es muy difícil de pronunciar. “Albení”, “Alibeni”, “Ailbeni”… Son todas las combinaciones de nombres que mi padre dijo hasta aprenderse el nombre del hotel. Que como fueron dos días, casi que cuando consiguió decir “Liabeny” ya nos teníamos que ir.

Y bueno, que llegar con el coche es un poco lío, porque hay que girar en una pequeña bocacalle de la Gran Vía. Pero vamos, que si llegamos nosotros sin excesiva complicación, no debe ser tan difícil.

Pues eso, en definitiva, que os recomiendo el Hotel Liabeny de Madrid.

¡Hasta la próxima!

PD. La próxima semana (que espero estar ya de vacaciones) retomaré mi habitual sección recomendaciones. ¡Gracias a todos por seguirme!

Acerca de AGRO

Me gusta aprender. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que viajando?
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s