CIRCUITO 2014: DÍA 7 (YORK-CAMBRIDGE-LONDRES)

Nuevamente, perdón por la excesiva tardanza, pero es que este semestre está siendo horrible. Sin más dilación, os dejo con el día 7 de mi viaje por Inglaterra y Gales de este verano:

DÍA 7: YORK-CAMBRIDGE-LONDRES

  1. BRADFORD (HOTEL)-YORK (CENTRO)

Hoy madrugamos de nuevo, para no variar. York está a una hora más o menos en bus. Resulta ser una ciudad preciosa, para no variar también. Jajajajaja. Se nota que es capital porque todo es a lo grande, incluida la catedral, que (aunque sé que siempre lo digo) es una de las más bonitas que he visto. Las casas, antiguas, son también muy bonitas, sobre todo las que se encuentran en estrechas callejuelas, y le dan un encanto especial a la ciudad. La calle The Shambles  es cuanto menos curiosa. York me gusta también, porque hay muy buen ambiente, con gente de allá para acá. Aunque sin agobiar, claro.

En el jardín (muy buen cuidado) de un enorme parque cerca de la catedral están los restos de una abadía. York me gusta mucho, aún más gracias a las explicaciones del guía, un argentino con mucha guasa y que se explica de madre. Nos tiene paseando entre las callejuelas, el parque, la catedral, etc. durante un buen rato, y acabo con la sensación de que me he enterado de todo lo más relevante. York me gusta aún más cuando descubro que hay muchas tiendas de souvenirs de esas que me encantan. ¡Y baratas! Aprovecho para comprar algún recuerdo para los abuelos, amigos, etc. Nos llevan a comer a un hotel (creo que es un NH) a dos minutos del centro de York. La comida se puede comer, pero no es nada del otro jueves.

  1. YORK (CENTRO)-CAMBRIDGE (CENTRO)

Cambridge se encuentra a ¡4 horas! en bus. Paramos al de 3 horas o así porque el viaje se está haciendo interminable y para reponer fuerzas. E ir al baño, claro. Jajajajajaja. Cada vez que hacemos parada con el autobús hacemos cola en todos los baños públicos, de áreas de descanso, etc. Aunque parece que están acostumbrados, porque nadie de queja… Comemos algo dulce y volvemos al bus sin mucha dilación, que aún nos queda una horaza de viaje.

Cambridge resulta ser una ciudad mucho más coqueta de lo que me esperaba. Y muy universitaria, más que Oxford. Creo que por eso precisamente me gusta más Cambridge que Oxford, porque Cambridge está como “más viva” y hay más gente. Aunque quizás es también más comercial. De hecho, está poblada de las tiendas esas de sudaderas y camisetas que pone “Cambridge University”. La facultad de King’s College es imponente. Se nota que ahí va la élite inglesa. Lo que más me gusta de Cambridge, además del King’s College, es el reloj del saltamontes que “devora” el tiempo   y la iglesia redonda (aunque cuando llegamos está cerrada y no podemos verla por dentro) Comemos algo por allí, que dentro de lo caro, no está tan mal (se nota la oferta barata para estudiantes) y volvemos al bus diciéndole adiós al Puente Matemático, a las famosas barcas (que si pagas, te dan una vuelta), …

  1. CAMBRIDGE (CENTRO)-LONDRES (HOTEL)

Desde Cambridge hasta Londres hay una hora y media larga de bus, así que llegamos ya de noche. Por el camino me entretengo pensando el aquél cajero de supermercado que conocí el primer día que llegué a Londres y que era calcado a un primo mío… ¡Increíble!

Eso me recuerda que mis vacaciones están llegando a su fin y eso me entristece un poco, pero prefiero no darle más vueltas y disfrutar del momento. Así que me pongo a leer uno de los libros que me compré el otro día. Eso a su vez me recuerda (qué queréis, con tantas horas de bus a uno le da tiempo a pensar de todo) que aún no me he comprado nada de ropa en Inglaterra. Souvenirs y eso sí, para medio mundo además. Pero de ropa nada, aunque la verdad es que me estoy reservando para Londres porque según me han dicho mis amig@s hay cosas muy chulas. Así que se preparen los comerciantes que ¡allá voy! Jajajajajaja. Es una broma, no os penséis que estoy incitando al consumismo o algo así…😄. Lo malo es que estoy hinchadísima (tanto bocata y tanta prisa no son buenas para la salud) y no sé si cabré en algún pantalón… A ver si me deshincho de hoy para mañana.

Cuando llegamos a Londres, compramos algo de comer y volvemos a la habitación del hotel, porque los alrededores ya los conocemos del primer día que llegamos y ya es tarde para ir más lejos. Que mañana madrugamos otra vez (aunque gracias a Dios algo menos) y yo estoy super cansada, pero muchoooo (con muchas oes… Jajajajaja) Además, mañana va a ser un día largo y nada más empezar el día tenemos una panorámica de la ciudad. ¡Qué trajín!

En fin, aquí termina el día 7 de mi circuito veraniego por hoy. Os seguiré contando lo más pronto que pueda, aunque como ya viene siendo habitual no sé cuándo será. Espero que pronto…

¡Hasta la próxima!

PD. Lamento de nuevo los retrasos con los posts del blog, pero es que estoy desbordada últimamente. Espero que me perdonéis porque ¡no me he olvidado de vosotros!

Acerca de AGRO

Me gusta aprender. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que viajando?
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s