Puente de diciembre (final): ¡De Madrid, al cielo!

Hola a todos,

Hoy os vengo a contar el final de mi puente de diciembre, los dos últimos días de mi estancia en Madrid y que decidí pasar en la propia capital.

Olvidé comentaros en la entrada anterior, que al volver de Segovia vimos a Jessica Chastain en la première de su última película. Vamos, así de refilón cuando estaba firmando autógrafos en la Gran Vía, pero bueno. ¡Qué mujer más guapa, de verdad!

Al día siguiente, nada más levantarme, me fui rauda y veloz a las principales tiendas de la ciudad para renovar el vestuario (ya me hacía falta) y para comprarme los outfits de la cena de empresa y de Nochevieja (que nos gusta engalanarnos a mis amigos y a mí ;P). Me tiré toda la mañana de acá para allá, y finalmente me pude comprar varias cositas. Pero no os creáis que es fácil, todavía me pregunto porque TODOS los pantalones me quedan cortos. Pero bueno, esa es otra historia… Jajajaja.

A las 16h o así, ya bastante satisfecha por haberme comprado cositas bonitas para mis citas “sociales”, nos dirigimos a comer. Tras la comida, dado un paseíto por el centro, me encontré con una tienda llamada La Hija de Caín, en la Calle Mayor, en los que me compré unos pendientes con los que redondeé mis looks. Me sorprendió lo fácilmente que encontraron justo lo que yo buscaba, ahora no me quito esos pendientes ni con agua caliente. Con uno de ellos me siento como una folclórica antigua de esas tan guapas. Jajajaja. Cuando vuelva a Madrid, seguro que me paso de nuevo por la tienda a mirarme alguna cosilla.

Tras eso, volvimos al hotel a ponernos guapos… Y es que ¡por fin! íbamos a ver Billy Elliot. No sabéis lo emocionada que estaba de poder ver el famoso musical. Cuando mi madre me contó que me había comprado de sorpresa las entradas, casi salto más que el propio Billy. En la foto podéis admirar mi cara de felicidad ABSOLUTA. Jajajaja.

2017-12-05 19.29.30

Yo siempre he sido una amante del teatro y de los musicales, y desde bien pequeñita cada vez que podíamos (aunque menos de lo que quisiéramos, por los altos precios) íbamos al teatro, especialmente en Madrid. No obstante, cuando hace tres o cuatro años vimos “Hoy no me puedo levantar”, quedé enamorada de los musicales definitivamente. No sabéis lo mucho que me entusiasmó esa obra. De reír a carcajadas, llorar a moco tendido, levantarme a cantar como loca… Me encantó, REAL. Después de aquéllo, me tiré dos años re-descubriendo a Mecano.

Pues bien, puedo decir que Billy Elliot está (casi) al nivel de “Hoy no me puedo levantar”, que eso es mucho decir. Es un espectáculo GENIAL. Se nota que está trabajado a más no poder. Los números de cante y baile son… Bueno, una pasada. Y me encantó también el hecho de que hubiera actores con todo tipo de “aspectos”. ¡No importa el físico, importa el talento! Los niños también están realmente fantásticos. Que sí, que me gustó muchíiiiisimo, vamos. Por si no había quedado claro… Jajajaja.

Tras salir del teatro, todavía un poco flotando, cenamos alguna guarrada del McDonald’s y corriendo a dormir. Que el día siguiente era el último día y ¡había que aprovechar!

Así que madrugamos otra vez. Mi madre se empeñó en hacer la cola y comprar lotería en Doña Manolita, y luego resulta que tocaron los décimos que compré yo en Segovia y el que me regaló mi jefe de una administración cualquiera… ¡La suerte la tengo yo, no Doña Manolita! XD. Pero bueno, tocó una auténtica miseria, tampoco os creáis. No obstante, para mí cualquier beneficio por lotería es un logro.

Después dimos un voltio por las zonas que más me gustan de Madrid: Palacio Real, Retiro, Sol (sí, a pesar de la multitud), etc. y nos compramos algo para comer, y ¡hala! de vuelta a Bilbo. Normalmente irme de los lugares que me molan mucho mucho (Madrid es claramente uno de ellos) me da mucha penita. Pero esta vez fue más llevadero, puesto que tenía que volver a la capital en semana y media para acudir a mi cena de empresa (de eso, algo también os contaré, porque resultó ser super divertida, jajajaja). Y anda que no aproveché yo también los días en Madrid por lo de la cena XD.

En fin, que os escribiré en breves contándoos más cositas, porque como dice Reina Flora Viajes soy un caso y me pasa de todo cuando viajo (y cuando no viajo también, la verdad ;P).

¡Hasta la próxima!

Anuncios

Acerca de AGRO

Me gusta aprender. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que viajando?
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Puente de diciembre (final): ¡De Madrid, al cielo!

  1. Alize dijo:

    Me encantaría ver el musical de Billy Elliot, que la peli me gustó mucho… Pero como tú dices, lo de ir al teatro es un lujo porque es tan caro… Bueno, si te tocó un pellizco de la lotería a lo mejor sirvió para amortizar las entradas jejeje
    ¡Besotes!

    • AGRO dijo:

      Ya, es una pena que sea tan caro… Por mí iría todas las semanas. Lo de la lotería más bien sirvió para amortizar el gasto en la propia lotería… Jajajaja. ¡Besos!

  2. Se nota que has aprovechado bien el tiempo y que lo habéis pasado genial. Yo reconozco q también me encanta cuando voy ver algún musical el último fue el de los Vivsncos y me encanto
    Un besazo grandísimo desde
    http://www.dreamsatfifty.com
    Feliz año 😍😘😘

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s