Lo más bonito del verano 2017 :)

Hola a todos,

Como bien dice el título de mi entrada hoy os traigo una recopilación de lo más bonito que he visto/visitado este verano en forma de fotos, aunque ya sabréis que a las cosas más bonitas no se las puede sacar fotos… 😉

No obstante, estas fotografías son bastante dignas de ver, ¿no os parece?

2017-08-16 18.05.03landes2017-08-12 16.27.472017-08-14 18.42.202017-08-16 18.09.262017-08-21 10.57.462017-08-17 09.54.35

La verdad que el cielo azul hace mucho, ¿verdad? 😉 Me parecen unas escenas bellísimas, pero sobre todo me evocan tiempos y lugares que he disfrutado mucho este verano 2017.

Por cierto, menos la segunda foto que es sur de Francia (Landas), las demás son de Sicilia e Isla de Capri (sexta foto), Italia.

Espero que hayáis disfrutado las fotos y que os hayan transportado a esos paisajes idílicos,

¡Hasta la próxima!

PD. Si queréis más info de los lugares exactos de las fotos, no tenéis más que decírmelo. Os daré detalles encantada 🙂

Anuncios
Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | 14 comentarios

VÍDEO: Lo mejor de Sicilia y Costa Amalfitana (Italia)

¡Hola a todos!

Aprovechando el tema del vídeo que introduje en el post anterior, os traigo hoy dos vídeos (en formato gif) de dos de las cosas que más me llamaron la atención en mi viaje de este verano por Sicilia y la Costa Amalfitana.

Lo primero es las increíbles vistas que tenía desde la habitación de uno de los hoteles en los que estuve en Sicilia, cerca de Taormina. Decir que eran unas vistas preciosas se queda corto… Es de esos lugares que con mirarlos el mundo se detiene y parece que los problemas desaparecen.

La calidad del vídeo y el formato no son los mejores y por ello no se ve excesivamente bien, pero ya os podéis hacer una idea de la belleza que aparecía ante mis ojos cada vez que me asomaba a la terraza de la habitación. Mira que yo no soy de grabar vídeos porque luego nunca los miro, pero aquel paisaje me pareció algo tan digno de ver que le hice unas cuantas tomas XD.

bloggif_5a1298e73e040

El segundo vídeo se trata de una de las experiencias más guays que he vivido de vacaciones en mi vida , y es el Telesilla del Monte Solaro en la Isla de Capri.

Supongo que como yo, cuando os dicen “telesilla”, os imagináis los míticos de las estaciones de esquí que suben 5 metros y que están fuertemente armados y normalmente se comparten entre varias personas. Pero este telesilla (algunos lo llaman “aerosilla”), aparte de que las vistas sobre la Isla de Capri que proporciona son maravillosas, es individual, de madera y se alza en el aire muchísimos más metros, como se intuye en el vídeo.

De hecho, el Monte Solaro al que te transporta está a 589 metros de altura, no os digo más. Por eso, sientes que estás volando sentado sobre una silla normal. Pero real, VOLANDO. De hecho, había algunos que subían con una cara de miedo que ni te cuento… Jajajaja.

La verdad que al principio sí que acojona, el estar “colgando” en el aire sentado sobre esa silla de madera que parece que se va a romper en cualquier momento, así como las ínfimas medidas de seguridad… Y es que entre el suelo y tú sólo hay una barrita minúscula de sujeción (de madera, si no recuerdo mal) que se puede mover a tu antojo y que ni si quiera te amarra el cuerpo, sino que deja espacio.

Entre eso, y que se divisan en el suelo, allí en lo minúsculo, diversos objetos caídos…. Puff, el canguelo es real. Seguro que en esos huertos que se observan desde lo alto ha caído alguna vez algún turista detrás de sus gafas o de un pañuelo o algo así… Jajajaja.

Además, el hecho de que, cuando te toca tu “silla”, te empujan (literal) para que te sientes y nadie te explica absolutamente nada, no ayuda a la sensación de seguridad, la verdad. Simplemente te bajan la barrita enana esa y hala, ¡a volar!

No obstante, cuando llevas un par de minutos y ya te has podido acostumbrar a la sensación, que como digo al principio da miedito, es increíble. Es como “Dios, estoy volando”.

Y entonces te dedicas a disfrutar de la experiencia, de las vistas y de todo… Es un gozo total. En un momento, decides sacar el móvil o la cámara y grabar, porque es algo que merece ser grabado. Esa sensación tienes que recordarla siempre. Si no, mirad mi cara de satisfacción en el vídeo.

¡Y lo que vas a vacilar con los colegas! ;P

bloggif_5a12999da9c95

Yo soy de las que se queja siempre de la maldita manía de grabar/sacar fotos de todo y colgarlo en RRSS, que parece que no se disfrutan las cosas si no las compartes. Es como “vive la experiencia, coño, y deja de grabar”. Pero en este caso es tan impactante que en realidad lo estás grabando para ti, para que no se te olvide lo maravilloso de lo que has vivido. Pocas cosas podrán superar en tu vida, al menos en lo que a viajes se refiere, el volar sobre la Isla de Capri 🙂

Nos vemos en el próximo post,

¡Hasta la próxima!

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , | 13 comentarios

VÍDEO: ¿Una buena opción para el blog? Bonus track: La mejor noche de mi vida

Hola a todos:

Como veréis, este mes estoy publicando más de lo habitual y eso se debe a que estoy intentando darle un empujón al blog ahora que ya he terminado mi máster (y aprovechando que aprendí cosas relacionadas con esto en el máster ;D)

Una amiga mía (del máster precisamente) que va a empezar a colaborar en este blog de distintas maneras me ha sugerido que podría incluir algún vídeo respecto de los viajes que realizo y quería saber qué os parece a vosotros.

Por supuesto, se trataría de vídeos editados en los que muestro los lugares que he visitado, aspectos que me han llamado la atención… E, incluso, algún momento divertido, por qué no ;P

Pero de momento, a modo de introducción voy a poneros aquí un par de mini-vídeos que grabamos durante la que he denominado “la mejor noche de mi vida” (aquí la cuento) y en el que precisamente aparece esta amiga del máster de la que os hablaba. Se ve que lo estamos pasando bien… Jajajaja

Perdonad que estén girados y que no se oigan, pero con eso de que tienen que estar en formato gif… (Algo que solucionaré en breve 😉 )

bloggif_5a1173142b854

bloggif_5a11750a24b64

Y además otro mini-vídeo de la noche anterior, que tampoco estuvo mal ;P (aquí y aquí la cuento también)

bloggif_5a117352f1fcf

Pues nada, si os parece, espero vuestras opiniones del tema vídeo para el blog 🙂

Buen domingo y ¡hasta la próxima!

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

¿QUÉ VISITAR EN SICILIA Y SUR DE ITALIA? UN VIAJE MUY COMPLETO EN 15 DÍAS

¡Hola a todos!

Como ya os comenté, hoy voy a contaros el viaje que hice este verano con mis padres y que ha sido uno de los más completos que hemos hecho por todas las cosas que vimos y todos los sitios que visitamos.

Sería imposible para mí, aunque quisiera, enumerar todos los monumentos, museos, edificios, etc. que vimos en nuestro viaje por Sicilia y sur de Italia (la Costa Amalfitana, sobre todo) porque fueron muchísimos. Lo que sí quiero comentaros, ya que creo que es lo más interesante, son todos los pueblos y ciudades que visitamos en 15 días.

Esto demuestra la cantidad de cosas que se pueden hacer cuando uno se organiza bien y con tiempo. Primero, os pondré en situación de cómo y cuando hicimos el viaje para después pasar a enumeraros en orden de visita (previamente elegida para aprovechar al máximo el tiempo) los distintos lugares que vimos.

Pues bien, el viaje fue a mediados-finales de agosto de este año, después del viaje a Las Landas (Francia) que hice con mis amigas y que ya os contado con pelos y señales XD. Fuimos (mis padres y yo) en avión hasta Roma (que ya hemos visto y a la que hay una mayor conexión aérea) y desde allí, comenzamos a bajar, bajar, bajar por Italia gracias a un coche de alquiler muy bien aprovechado, la verdad Jajajaja. Y es que los viajes organizados que incluían todos los sitios que deseábamos visitar eran hiper-mega-super caros. Y como ya os dije en la primera entrada de este post, siempre trato de que el dinero no sea un obstáculo (en la medida de lo posible) para poder viajar.

Así que, ya lo sabéis, si queréis ahorrar (y podéis por cercanía), lo suyo es tirar de coche todo lo que se pueda. Eso sí, son unas buenas panzadas de coche… Y más para el que conduce, que en este caso era mi padre. Es soportable (sarna con gusto no pica, dicen) pero hay que mentalizarse para estar tantísimas horas metidos en un automóvil… Si no, mirad lo lejos que está en el mapa, Roma de Sicilia: Resultado de imagen de mapa italia

Y ahora, como lo prometido es deuda, os adjunto la larga lista de ciudades/pueblos, en orden, que visitamos; que van recorriendo el camino que separa Roma de la isla siciliana y vuelta. Hacer este recorrido (o alguno similar por esa zona) es algo os recomiendo sin dudar, e incluso me atrevo a decir, que es un recorrido que todo el mundo debería hacer antes de irse para el otro barrio.

Allá voy:

-En Italia centro:

  1. Roma
  2. Maratea

-En Sicilia:

  1. Forza d’Agrò (ya os contaré, pero es el pueblo de El Padrino y donde he comido la pizza más rica de toda mi vida)
  2. Taormina
  3. Messina
  4. Catania
  5. Nicolosi-Etna
  6. Savoca
  7. Letojanni
  8. Siracusa
  9. Noto
  10. Ragusa
  11. Agrigento
  12. Piazza Armerina
  13. Cefalú
  14. Selinunte
  15. Trapani
  16. Erice (el pueblo más bonito de Sicilia, en mi opinión)
  17. Scala dei Turchi
  18. Palermo

-En sur de Italia (Costa Amalfitana):

  1. Sorrento
  2. Pompeya
  3. Positano
  4. Nápoles
  5. Herculano-Vesubio
  6. Isla de Capri
  7. Amalfi
  8. Salerno

Como veis, fue un periplo de lo más lucido, tanto por el número de pueblos/ciudades que visitamos como por la belleza de éstos.

2017-08-16 18.05.03

Además, pude (una vez más, afortunadamente) mejorar mi italiano (que no es ni la mitad de bueno que mi nivel de francés o inglés, pero bueno, me defiendo…)

¡Hasta la próxima!

PD. En los próximos posts, os hablaré más en detalle de algunos de los lugares que más me llamaron la atención de Sicilia y Costa Amalfitana, también de la ciudad de Toulouse (Francia) que visité hace un mes con motivo de mi actividad profesional, del destino que hemos elegido para el puente de diciembre (esta vez, español)… ¡Larga vida a Viajandoseaprende! ;D

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 5 comentarios

Viaje a Las Landas (final): “La mejor noche de mi vida”

Hola a todos,

Sin más dilación, continúo con el relato de la noche más divertida de mi viaje a las Landas (Francia) con mis amigas del máster, finalizando así la narración sobre dicho viaje.

Pues… Tras cenar, nos fuimos las cuatro a la habitación y mi amiga marchosa y yo nos arreglamos para ir a la disco, que nos habíamos traído ropa especial, maquillaje… ¡Presumidas que somos! 😉

Tras un maqueado express, nos dirigimos las dos a la parada de la navette que te lleva de forma gratuita a la discoteca Le Traouc (Seignosse). Esta vez, al menos, sabíamos exactamente dónde estaba la parada… Jajajaja. Pero estábamos un poco acojonadas porque eran las doce y no había casi gente por el pueblo, y estaba todo oscuro. Y de hecho cuando nos subimos a la navette, sólo íbamos nosotras. Mi amiga iba un tanto emocionada, pero yo rezaba para que no nos secuestrara el conductor… Los minutos de viaje por aquellas carreteras oscuras y rodeadas de bosque se me hicieron eternas.

Pero finalmente apareció el cartel luminoso de Le Traouc y pude respirar tranquila. ¡Al fin allí estábamos! No nos esperábamos que hubiera mucha gente dentro, porque entre que era domingo y habíamos venido solas en el bus…. No obstante, sí que había. Al parecer a esa discoteca se desplazan jóvenes de toda Aquitania; de modo que lo buses que vienen de más lejos (incluso de Burdeos) vienen llenos, pero la gente que está cerca (como nosotras) suele ir en coche. Así, para ser un domingo, había bastante ambientillo. Y gente agradable. Nosotras habíamos temido que, como la disco abre hasta las 6h (y ya sabemos cómo son los horarios franceses de tempraneros), hubiera gente “turbia”, pero para nada. De hecho, había varias cuadrillas de niños “bien”.

Cuando llegamos, flipamos por lo grande y “guay” que era la discoteca por dentro: con su piscina, tres bares, pistas de baile interiores y exteriores… El sitio estaba de lujo, ciertamente.

Y lo mejor de todo era… ¡La música! Y es que si hay algo básico para una mujer bailonga como yo es que pongan “buena” música, es decir, música que se pueda bailar. En este caso, estaba genial porque ponían canciones de todo tipo: hits internacionales, clásicos “bailables”, últimos éxitos franceses y españoles… Y ¡reggaeton! Siempre me sorprende sobremanera el éxito que tienen en Francia los ritmos latinos y cómo les gusta el reggaeton. De hecho, un buen rato de la noche “francesa” pudimos darlo todo con canciones de reggaeton que también están de moda en España.

No sabéis cómo lo pude gozar allí bailando como loca con mi amiga, ante la mirada atónita de l@s franceses allí presentes, que aunque sí bailan una vez pasado el temor inicial, lo hacen de una forma tímida y discreta.

Así que allí estábamos las dos únicas españolas de toda la disco, moviendo las caderas sin parar y cantando las canciones españolas y latinas a todo volumen; mientras los demás nos miraban con admiración por sabernos tooodas las letras y por nuestros (no es por presumir) acompasados movimientos, que no desmerecerían nada a los de una latina de verdad. Y qué coño, que comparadas con ell@s, éramos las reinas del reggaeton… Jajajaja.

Y poco a poco, sin que nos diéramos cuenta, algunas caras de admiración fueron tornándose en caras de “deseo”; de forma que a partir de las 2h o así (estuvimos allí como hasta las 6h de la mañana) comenzó un constante acoso y derribo hacia nosotras que no cesaba… En serio, nunca en mi vida me había “entrado” tanta gente en una misma noche: 14 personas (12 chicos y 2 chicas). Los tuvimos que contar… Jajajaja.

Nos sentíamos unas malditas diosas, siendo observadas y (al parecer) deseadas por un montón de gente. No dejaban de venirnos chicos (¡y chicas!, ese aspecto de libertad sexual que tienen en Francia me pareció estupendo) a decirnos de todo: que si sexys, guapas, que si qué bien bailáis, que si bailáis sexy, que si eres como Beyoncé (PIROPAZO), que si le gustas a todos mis amigos, etc. etc.

De hecho, esa noche hice mi primera cobra lésbica, cuando una de las chicas que nos estaba adulando, comenzó a hacer amagos de besarme.

Y no creáis que los chicos se quedaban atrás, todo el día con que les diéramos un “french kiss”, o “fresquis”como entendía mi amiga XD. Que esa es otra, no sabían castellano, ni casi inglés, pero bien que se las arreglaban para ligar… Yo me hacía la sueca, pero escuché cada cosa… Menos mal que mi amiga no se enteraba de la misa la media. Jajajaja.

Uno de los 14 “ligones” no dejaba de decirme: “Je t’aime, je t’aime”. Y yo, pacientemente: “But I have a boyfriend…”. Y así todo el rato, hasta que al final, me preguntó: “Where?”, como diciendo, dónde está ese novio si sólo está aquí tu amiga. Y le espeté: “In Spain”. A lo que me contestó: “Ah… In Spain” haciendo un gesto con la mano, como diciendo: “Bueno, si está en Spain no importa” JAJAJAJA. Que no tardó el tío en darse por vencido.

Pero bueno, en honor a la verdad hay que decir que son respetuosos, que aunque algunos sean pesados, nunca se propasan ni proceden al contacto físico sin tu permiso; lo que sí me ha pasado en España.

Éstos nos hacía muchísima gracia, y la noche al completo supuso un subidón de autoestima que no veas. Nos sentíamos las dos unas Misses. A todo esto, muchas de las francesas allí presentes (las heterosexuales XD) nos andaban mirando como: “Joder éstas cómo bailan…” Jajajaja. Lo cierto es que tampoco era muy difícil destacar, porque menudas sosas son…

Hubo un chico que no daba crédito cuando mi amiga y yo le comenzamos a bailar, una delante y otra detrás, rollo sándwich. Se le salían los ojos de las órbitas. Jajajaja. Dios, aún hoy me meo de la risa al recordarlo.

Y así siguió una noche inolvidable en la que me sentí la más top del mundo: más “fresquis”, más “guapas”, más “sexys”… Mirones varios, algún bailecito con un francés atrevido… Un “desfase” de noche, vamos.

Y encima, no paramos de bailar. Creo que no he bailado tanto en mi vida. Todo tipo de música, estábamos super motivadas. Tras “Chocolat”, la canción del verano en Francia, y que me encanta, le dije a mi amiga: “Como pongan la canción de Barbie girl, me muero”. Y cuando unos minutos después comenzó a sonar, os juro que entré en éxtasis. No me morí porque aquí estoy, pero casi… JAJAJAJAJA.

Hubo una de las veces que un chico rubito muy mono y su amigo (que, por cierto, nos salvaron de un tío con pinta cuestionable que venía hacia nosotras desde la zona VIP de la discoteca, botella de champagne en mano) vieron que nos estábamos sacando una foto y nos dijeron: “¿Os la sacamos nosotros?”; lo que aceptamos. Pero cuando cogieron el móvil, se sacaron una foto a ellos mismos; lo que provocó nuestras risas y que comenzará una improvisada sesión fotográfica de todos con todos.

Pues bien, ese mismo chico rubito tan guapete se me acercó de nuevo al final de la noche, cuando estaban cerrando, y hablándome al oído, me propuso ir “a una pradera” con él a “terminar la noche”. Como lo cuento. A UNA PRADERA. Se lo comenté a mi amiga, que estaba enfrente de mí, y el mejor amigo del rubio, allí presente, lo secundó. Como diciendo: “Sí, eso, os venís las dos a la pradera con nosotros.”

No sabía qué decirles, me dejaron en shock, así que el amigo del rubio interpretó que no habíamos entendido el lugar y empezó a hacer gestos como de un caballo que galopa para indicar que se trataba de una pradera. Surrealista, jajajaja.

Nos escapamos de allí cómo pudimos, pero otros chicos/as no dejaban de venir. Se ve que al cierre de la disco, es ahora o nunca. Y más intentos de fresquis, más mirones, más chicas “cariñosas”… Por supuesto, nosotras muertas de risa. Cuando conseguimos salir de allí, como quién sale del edén, aún nos venía detrás un grupo de chicos, gritándonos: “Bebeees, bebeees”. Jajajaja.

En ese momento, tres cachas con polos de marca nos empezaron a hablar, por lo que el primer grupo de chicos se retiró. Se ve que les vieron muy en forma XD. Tuvimos unos minutos de cháchara intrascendente con los cachas, tras la cual nos invitaron a terminar la fiesta con ellos en otro sitio. Esta vez por lo menos no había praderas en la proposición… Jajajaja.

Andaba yo pensando en cómo escabullirnos de allí cuando vino el dueño de las discoteca y nos comentó que si no nos importaba que nos llevaran a casa en coche, porque si no, habría que mover un solo autobús para nosotras dos.

Aceptamos, porque en realidad nos venía mejor, aunque yo andaba un poco acojonada por ir solas con un tío desconocido de la seguridad del local (es decir, fuertote). Pero pasaba de ir con uno de los ligones, la verdad.

Así que allí que nos fuimos con el de seguridad, al que además hicieron un comentario al marchar sobre qué afortunado de acabar la noche con dos chicas o algo así. Pero el hecho de que el hombre no fuera “tan” cachas y tuviera gafas me tranquilizaba un poco, yo que sé.

Nos subimos al coche en lo que ahora veo como una imprudencia e hicimos el trayecto hacia Vieux-Boucau. Mi amiga no dejaba de parlotear sobre la pedazo noche que acabábamos de vivir y yo me agarraba con fuerza a la puerta del coche, como si eso me proporcionara mayor seguridad.

Llegamos al pueblo, nos bajamos del coche dándole las gracias al chico y ya, por fin, respiré. Todo estaba en silencio, pero en nuestra cabeza todavía resonaba el bum-bum de la música. No podíamos dejar de reír, felices como perdices. Las casitas del pueblo, que parecen de película, fueron testigos de nuestro alborozo. ¡Espero que no despertáramos a nadie!

Mi amiga no dejaba de repetir: “¡Ha sido la mejor noche de mi vida! ¡La mejor!”. Y yo les respondía que sí, que sin duda. Mirándolo con la distancia os puedo decir, que si no la mejor, entra directa al top five de mejores noches de mi vida, seguro.

Os podéis hacer cargo de lo que he presumido de esta noche con mis amigos, conocidos, etc. a lo largo de estos meses. Yo creo que ya se saben todos todas las anécdotas de Le Traouc… Jajajaja.

Al día siguiente, nada más despertar, les contamos a las chicas toda la aventura y fliparon. Les enseñamos vídeos, fotos… Y su cara fue casi tan épica como la noche XD. Tras eso, y muertas de cansancio, porque dormiríamos unas 3 horas, dejamos el hotel y fuimos a dar una última vuelta por el pueblo. Siempre que me voy de Vieux-Boucau, me da una pena inmensa. Es como el lugar del mundo en el que mejor me lo paso, vaya con quién vaya y haga lo que haga. ¡Y esta vez más todavía! Al subir al coche para dejar atrás al pueblo de mis sueños no le dije adiós, le dije hasta la próxima.

Como aún no era el fin oficial de las vacaciones y seguía con mis chicas, decidimos parar en San Juan de Luz a comer. La verdad que comimos rico, y después dimos una vuelta por la ciudad. Una vez que salimos de San Juan de Luz sí que me dio más sensación de que se acababa la diversión, aunque al llegar a casa me esperaba el gran viaje del verano: 15 días por Sicilia y Sur de Italia (que también os narraré).

Cuando llegamos a destino, nos despedimos con cariño pero tristes por haber terminado las mini-vacaciones, aunque deseando descansar un poco. A mi me costó casi una semana recobrar las fuerzas, mi familia me preguntaba si venía de la guerra. ¡Pues casi! Jajajaja.

Pues eso, que fueron 4 días y parece que fue un mes. Pero qué queréis que os diga, los viajes así son los que merecen la pena. Creo que recordaré este viaje toda la vida. Y las chicas… Van a ser mis amigas siempre. Ya hemos acabado el máster, pero se han convertido en una parte fija de mi vida y espero que así siga forevéh.

¡Hasta la próxima!

PD. En el próximo post, hablaré del viaje posterior que hice por Sicilia y Sur de Italia. En otro estilo (iba con mis padres), pero viajazo también. ¡No os lo perdáis!

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 6 comentarios

Viaje a Las Landas (IV): La calma que precede a la locura máxima

¡Hola a todos!

Estoy de vuelta para contaros las horas previas a la noche más divertida de todas las que pasamos en el viaje a Las Landas (Francia), que realicé este verano con mis amigas del máster.

Si el pasaje referente a las fiestas de Bayona ya fue demasié, la noche siguiente ya no es quiero ni contar… Bueno sí, sí quiero ;P. Pero este post va a ir sobre todo lo que nos pasó antes de nuestra “visita” nocturna a la discoteca Le Traouc (Seignosse), la disco más grande de todas Las Landas y que cuenta con piscina, pistas de baile interior y exterior, 3 bares… Una locura, vamos.

Pero antes de eso, como decía, voy a contaros cómo fue el despertar tras la “aventura” de fiestas de Bayona del día anterior. Que también tiene su aquél.

Pues… estábamos tan derrotadas que nos despertamos más tarde de la hora del desayuno (hasta el despertador decidió tomarse un descanso… Jajajaja), es decir, más tarde de las 10h; así que nos quedamos sin desayuno y tuvimos que conformarnos con las galletas y dulces que habíamos comprado en España (previsoras nosotras) antes de ir.

Nos reunimos las cuatro amigas de forma espontánea en una misma cama y allí, mientras nos comíamos juntas las galletas, nos pusimos a rememorar toda la noche anterior y a criticar a todo quisqui. Desde el humor, claro, que hay que reírse de todo. De hecho, visto con el tiempo, la verdad que tuvo mucha gracia Jajajaja. Con las cuatro en la misma cama tumbadas, parecía aquéllo una película americana de amistad adolescente XD.

Cuando ya nos decidimos a salir de la habitación, no hacía tan buen tiempo como el día anterior, sino que estaba un poco nublado; así que optamos por quedarnos en el hotel y vaguear un poco en la piscina. De esta forma, seguimos la charleta en las tumbonas de la piscina, que estaba mucho más vacía que el día anterior debido a la ausencia de sol. No obstante, hacía buena temperatura, por lo que ciertamente se estaba “tan a gustito”.

Tras un par de horas a la bartola, ya siendo la hora de comer (bueno, más bien la hora de comer española, que en Francia se come super pronto), nos fuimos las cuatro a arreglar dispuestas a almorzar y pasar un rato en Moliets (a unos 9 km de Vieux-Boucau).

Aunque durante el viaje tuvimos que renunciar a algunos planes porque no nos daba tiempo a todo en cuatro días- a la Dune du Pilat, por ejemplo :_(  -no quería que mis amigas se fueran de Las Landas sin ver la playa de Moliets. La enorme playa de este pueblecito se me hace uno de los paisajes más bonitos que he visto en mi vida. Es reconfortante contemplar su inmensidad durante algunos minutos. Os lo recomiendo.

IMG_20170730_172005

Pero antes de ir a ver la grandiosa playa, nos dirigimos a comer, que ya se estaba haciendo tarde. Precisamente por la hora, no había muchos sitios para elegir. Queríamos haber comido algo verde, sano para variar, pero lo único que pudimos encontrar fue un restaurante donde daban pizzas vegetales. Después de algunos dimes y diretes con el camarero (mis amigas acabaron aborreciendo el carácter “francés” XD), comimos y nos sacamos fotitos (una vez más) en el restaurante, que estaba decorado en plan tropical.

IMG_20170730_170634

Tras eso, ya sí, pudimos deleitarnos con las preciosas vistas de la playa de Moliets. Nos sentamos en un banquito comiendo un helado (muy rico, por cierto) y “vimos la vida pasar”, que es un ejercicio que hay que hacer siempre cuando uno va de vacaciones (no todo va a ser visita frenética) y que me provoca un indescriptible placer. Ay, además ¡con mis chicas!

Antes de marchar hacia Hossegor, otro pueblo que sabía que encantaría a mis amigas, y que es el más conocido de Las Landas, echamos un vistazo a las tienditas de ropa y souvenirs de Moliets… Y algo cayó, claro 😉

Pusimos rumbo a Hossegor tan felices de la vida, haciendo bromas y comentando que los bosques sin fin que rodean la carretera que atraviesa Las Landas son como los de aquella carretera que nunca acababa en la película “Atajo al infierno” (ahora también doy recomendaciones cinéfilas Jajajaja)

IMG_20170730_210021

Al llegar a Hossegor, dimos un paseo por sus calles, repletas de tienditas super cucas- y algo pijas- con todo tipo de ropas, accesorios, etc. Mis amigas, sobre todo una, andaban como locas mirando los escaparates; aunque la mayoría de cosas se escapaban de nuestro presupuesto. Llegamos hasta el puente del que los niños saltan en verano y nos sacamos fotos again and again. Creo que voy a tener fotos de ese viaje para poner en Facebook hasta 2023 ;P

Nos sentamos en una terracita dispuestas a tomar un zumito o un batido y así reposar de nuevo en este apacible pueblo. Además, el camarero era valenciano, con lo que estuvimos charlando con él un ratito. Me encanta conocer las historias de la gente que emigra a otros países, porque me parece muy interesante la idea de dejar tu ciudad y empezar una nueva vida en otro sitio; y es algo que a mí me gustaría hacer algún día. “¿Por qué te fuiste?, ¿y por qué a este lugar y no a otro?… ¿Volverás a casa?”

Así que allí andábamos tan a gusto, cuando una señora de ésas “con gatos” se nos acercó para pedir fuego o vete a saber qué, y como no la hicimos mucho caso, se entretuvo un rato en llamarnos “salopes”, es decir, p****. Uno de los camareros de dio cuenta del asunto y la ahuyentó, pero mis amigas ya andaban de nuevo escandalizadas con los modales galos. Yo me moría de la risa, ¿cómo es posible que estuviéramos conociendo a los más maleducados de todo Francia? Jajajaja

Al de un rato, dejamos Hossegor y volvimos a cenar a Vieux-Boucau, en el mismito centro, con las vistas nocturnas del lago a un lado, y el pueblo al otro: un grand plaisir. Siguieron las bromas durante toda la cena, y una de mis amigas y yo decidimos que esa noche queríamos noche de bailoteo y que iríamos a la discoteca que os comenté al principio, Le Traouc.

Habíamos visto fotos en Internet y tenía pintaza, así que no se diga… ¡Que somos jóvenes! Jajajaja. Bueno, eso pensamos una de mis amigas y yo, porque las otras dos se rajaron y se quedaron en la habitación del hotel, al borde del coma porque el cansancio de la noche anterior había hecho mella.

Pero bueno, mi amiga y yo salimos con todas las ganas del mundo, que aunque seguíamos quemadas del sol y super cansadas, nos apetecía juerga. La verdad que en general yo no soy muy fiestera, pero esa noche tenía ganas de bailoteo. Y es que si una no hace ese tipo de locuras en el extranjero, con amigas y con ventipocos años, ¿cuándo lo hace? XD

Yo creo que ya me olía la noche épica que estaba por venir (y que en el siguiente post procedo a contar). ¡Telita! ;P

Hasta la próxima 🙂

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 5 comentarios

Viaje a Las Landas (III): Fiestas de Bayona, o entrar en una nueva dimensión

Hola a todos,

Hoy procedo a continuar con el relato de las accidentadas y surrealistas (pero divertidas ;P) experiencias de cuatro chicas (tres vascas y una asturiana) en fiestas de Bayona (Francia) este verano…

Me quedé en que acabábamos de llegar a Bayona después de superar un viaje en el autobús del infierno, y que tras ver un poco el desfile, nos dispusimos a cenar los bocatas que habíamos traído desde Vieux-Boucau.

Pues bien, nos sentamos en un pequeño parquecillo junto a las atracciones y allí empezamos a comer. Creo que no eran las 23h todavía. Yo tenía un dolor de tripa del demonio, así que estaba bastante incómoda allí sentada y comiendo un bocadillo, además.

No sé si fue por ese malestar momentáneo, y por lo que habíamos vivido en el bus las dos horas previas, pero el espectáculo que se estaba desarrollando ante mis ojos me estaba pareciendo dantesco… Un chico metiéndose una raya en mitad de la calle, sin ningún pudor, con su novia al lado, más que tapándole, de vigilante; bastante gente muy (demasiado) borracha (aunque esto es habitual en fiestas de este tipo, no tanto a las 23h); un montón, pero un montón, de tíos venga a intentar “entrarnos”…

Que si uno pide un cigarro y aunque no tenemos, se queda de “charleta”, que si otro cuenta que estuvo en Salú (Salou) y allí hay muchas chicas “calienteees”, que si “qué guapas sois”… Yo ahí opté por hacerme la sueca que no habla francés, para que si nos iban a dar la brasa, por lo menos que se esforzaran en hablarnos en castellano (lo poco que saben).

Al de un rato, tras cenar, ya viendo que mi dolor de tripa iba disminuyendo y por no aguantar a los “moscardones”, nos dirigimos al centro de la ciudad, donde se oía la música. Había una orquesta típica de fiestas, que para nuestra sorpresa cantaba muchas canciones en castellano e, incluso, en euskera. Ante este panorama más “agradable”, nos relajamos y echamos unos bailoteos. Teníamos al lado a dos españoles que también andaban flipando con el gran repertorio en castellano que tenía la orquesta. Quién nos iba a decir que escucharíamos “lega-legalización, cannabis de calidad y barato” en Francia… Jajajaja.

orq

De vez en cuando, se nos cruzaba algún “pasado” con el alcohol, pero bueno, eso siempre pasa en las fiestas de pueblo/ciudad; lo exótico es que en Bayona a las 24h ya estaban como a las 4 de la mañana.

Cuando ya nos cansamos de la música de la orquesta, que la verdad que estaba bastante bien, nos fuimos a la puerta de un bar, que con la música a tope (esta vez más de pachangueo) para toda la calle hacía las veces de txosna de Aste Nagusia. Allí nos pusimos en grupito cerrado (por si los “moscones”, XD) y nos dispusimos a bailar los éxitos del verano. Sobre todo yo, que voy ya sabida, y me conocía de memoria todos los hits franceses del momento. Mis amigas disfrutaban de los éxitos más internacionales y miraban como yo lo daba todo con cada canción. Y es que yo tengo un don y ese don es el de saberme las letras de todas las canciones; lo que me hace disfrutar al máximo siempre que hay musiquilla de por medio… Jajajaja.

Durante el rato que anduvimos bailoteando, se nos iban acercando de rato en rato diversos chicos buscando ligar. Primero, en la lejanía, nos miraban y planeaban cómo acercarse, y luego, venían con aires de seguridad (o fingiéndolos) y con una primera frase más que estudiada.

La verdad que era divertido verles llegar todo chulitos e irse al de unos minutos derrotados porque pasábamos de ellos. Y hay que reconocerles el valor. Además, cuando veían que no había manera, desistían y se marchaban de forma respetuosa. A mí me hacía mucha gracia ese ligoteo constante y me subía un poquito la autoestima (y algunos eran muy graciosos con sus bailoteos exagerados XD); no así a dos de mis amigas, que andaban escandalizadas con el “acoso y derribo” de los franceses.

Nos sorprendió bastante también cuando vimos que muchos de ellos (chicas, incluidas), gran parte de l@s que vestían el “uniforme oficial” blanco y rojo, llevaban escrito su estado civil en la espalda. Tipo: “10 meses con mi novio”, “futuro marido”, “felizmente casado”… Escrito a rotu, en la parte de atrás de la camiseta.

Y por supuesto, los solteros. Que ponían en grandes letras negras la palabra “SOLTERO” o “SOLTERA” en su espalda y debajo su número de teléfono y datos de contacto. Había uno incluso que tenía puesto que era soltero en varios idiomas, para que no hubiera duda. Un crack… Jajajaja.

Cuando ya llegó la hora de marchar, que a todo esto el último bus de Bayona a Vieux-Boucau era a las 4 de la mañana (que es el equivalente a las 8 de la mañana de España en “demacración”), nos fuimos yendo a la estación de autobuses. Decidimos marcharnos al de las 3 porque, a parte de que el bus tardaba casi 2 horas en llegar, no nos fiábamos de que el último estuviera lleno y no pudiéramos volver, viendo el espectáculo del bus de ida.

Nos pusimos a esperar en la parada que el autobusero del bus de ida nos había indicado que era el lugar de donde salía el autobús de vuelta de Bayona a Vieux-Boucau. Habíamos ido con un cuarto de hora de margen, pero pasaban los minutos y nuestro bus no llegaba. Cuando ya faltaba un minuto para las 3, preguntamos, ya que nos parecía raro que aún no hubiera llegado, y resulta que la parada estaba en la otra maldita punta de la estación.

El c***** del autobusero de la ida nos había indicado mal la parada de vuelta, a mala leche a más no poder, porque nos había dicho que ésta estaba justo en la parte contraria a la que estaba realmente.

Nos recorrimos corriendo toda la estación, de punta a punta, porque ya eran las 3h, cuando de repente vimos que nuestro autobús estaba saliendo ya. Desesperadas, sin gotita de ganas de esperar otra hora allí a merced de más tíos pesados pidiendo besitos “de chicas guapas”, tal cual lo cuento; nos plantamos en mitad de la salida haciendo gestos y pidiéndole al autobusero que parara por Diosss.

El conductor tuvo misericordia y paró, lo que provocó nuestro alivio. Alivio que desapareció al subir al autobús y descubrir, no sólo que éste estaba lleno y que tendríamos que ir de pie otra vez, sino que los franceses allí presentes tenían todavía ganas de cachondeo y de reírse un poco de las únicas españolas de todo el autocar.

Nos recibieron al cántico de “Despacitooo”, algo que no dejaba de repetirse allá dónde íbamos en el sur de Francia, pero la canción se quedó ahí, porque ninguno se sabe ninguna frase más. Bueno, uno sí. Corrijo. El más “políglota” del lugar, se arrancó con un par de frases más de “Despacito”, que decidió acabar con un “chupa mi polla”. Innovador él.

El vacile siguió, y me hervía la sangre, porque era la única que estaba entendiendo las burradas que nos estaban diciendo, pero hacía como que no sabía hablar francés, por no entrar al trapo en minoría.

Un francés que iba sentado enfrente de mí, en conversación con una amiga suya, decidió evaluar “en mi cara” si yo le gustaba, mirándome de arriba a abajo y concluyendo que sí tendría sexo conmigo (por decirlo finamente), pero que quizás era “demasiado joven para él”. Por su parte creo que no tendría más de 30 años, pero me congratulé de que pensara que yo era demasiado joven, para que no me diera la tabarra. No obstante, acabó molestándome igualmente, y mandándome callar al final, cuando descubrió que yo no quería seguirle el rollo y le mandé a paseo.

Gracias a Dios, cuando el jolgorio generalizado cesó, y dado que el viaje fue de casi hora y media (menos que a la ida, de todas maneras), el susodicho se durmió y me dejó en paz. Sin embargo, un amigo suyo, del estilo, se picó porque “las españolas” seguíamos hablando entre nosotras (un poco a mala leche, la verdad) y él quería descansar, y empezó a insultarnos, a nosotras, al País Vasco, a España y vete a saber a quién más.

Lo cierto que en ese momento el resto del autobús se portó y le recriminaron, entre gritos, que era un gilipollas y que se callara. Que una cosa es el vacile de “Despacito” y otra cosa, los insultos xenófobos. Lo cual se agradece. En ese momento, el chaval se calló y no volvió a decir nada más. Eso sí, no dejó de mirarme mal durante todo el viaje, incluso si yo no hablaba y lo hacían mis amigas, pues concentró todo su odio “español” en mí, al detectar, aunque yo fingía que no entendía, que era la única que sabía francés.

Una vuelta super cómoda y agradable, vaya.

Cuando “mis amigos franceses” se bajaron en su pueblo, que de noche no sé cuál sería, respiré aliviada y además, pudimos sentarnos en su sitio. Madre mía, qué descanso… Jajajaja.

Sin embargo, ahora venía lo más complicado, pues nuestra parada de bus se encontraba, como a la ida, a las afueras del pueblo, en una zona boscosa. Y como es comprensible, casi a las 5 de la mañana, ir andando por allí nos daba reparo. Rezamos para que el conductor quisiera pararnos en el centro del pueblo, pues en realidad no tenía que desviarse del camino.

Como vi que el hombre estaba hasta las narices de todo, me acerqué a él con mi mejor sonrisa y modales. Y al final… Coló, el señor aceptó y paró en el centro del pueblo. Lo que aprovechamos, no solo nosotras, sino buena parte del autobús. Mis amigas me quisieron mucho en ese momento, ya que por fin, ¡podíamos ir a dormir! Jajajaja. Finalmente, a las 5h o así, después de toda la aventura.

arbol

Y hasta aquí el post de hoy. ¿No os habéis cansado sólo de leerlo? Jajajaja. Pero no penséis que aquí acaba todo. El próximo post tratará sobre lo que pasó la noche siguiente a ésta, que yo creo que es la parte más divertida de todo el viaje. ¡Imaginaros!

Pero eso será en el próximo post. Como os dije, este mini-viaje a Las Landas dio lugar a horas y horas de anécdotas ;P

¡Hasta la próxima!

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , | 7 comentarios